Publicaciones

El artículo de Sam Grey hace una critica de la co-gestion que es definida como una relación entre Estado y Comunidades Indígenas en la gobernanza de los territorios. Haciendo una comparación con los comunidades Sami de Laponia (Sampi y el parque Suttesaja) que están vistos como éxitos de co-gestion, los autores muestran que esta estrategia de gobernanza esta en contradicción con la declaración de los derechos de los pueblos indígenas. La declaración de 2007 preconiza la auto determinación de las comunidades indígenas en su gobernanza (herramientas políticas, leyes, instituciones, etc.). Con el ejemplo del Parque de la Papa, propone una alternativa al co-gestion: Biocultural Herencia Indígenas Territorio. Este describe la gobernanza de las comunidades por ellas mismas respetando sus valores, derechos, organización social, ecología y cultura de los pueblos indígenas.

Aunque los agricultores quechuas contribuyen poco al cambio climático, están experimentando desproporcionadamente los impactos de los rápidos cambios en la parte alta de los Andes. Ellos están utilizando los conocimientos tradicionales y la ciencia en la investigación dirigida por la comunidad para mitigar y adaptarse a los impactos del cambio climático. Un cultivo alimentario de importancia mundial – la papa – se originó en las montañas andinas centrales. Los agricultores indígenas administran colectivamente el Parque de la Papa como un Territorio del Patrimonio Biocultural y, junto con ANDES, están implementando la Pluriversidad para los Paisajes Bioculturales y los Sistemas de Alimentos Resilientes para facilitar el intercambio de conocimiento y la solución creativa en busca de problemas globales complejos como el cambio climático. 

Las comunidades rurales en los Andes peruanos ya están sintiendo los impactos negativos del cambio climático – es possible que otros impactos lleguen relativamente pronto y sean particularmente dañinos para las comunidades indígenas en las montañas. Por lo tanto, existe una necesidad apremiante de garantizar una adaptación efectiva y sostenida. Se ha demostrado que las comunidades rurales estudiadas en el Parque de la Papa en la región de Cusco, Perú poseen una serie de valores culturales, en quechua conocidos como Ayni, Ayllu, Yanantin y Chanincha. Estos forman la base de la capacidad de la comunidad para responder con éxito a los desafíos que presenta el cambio climático. Las limitadas estrategias y métodos actuales de adaptación no solo descuidan estos valores sino que también los socavan y erosionan. Las estrategias futuras deberían complementar, mantener y utilizar estos valores.

En este estudio, la Asociación ANDES, el Instituto Internacional para el Medio Ambiente y el Desarrollo (IIED) y el Parque de la Papa presentan los resultados del proyecto «Protección de los derechos de la comunidad sobre el conocimiento tradicional: implicaciones de las leyes y prácticas consuetudinarias». Este proyecto incluyó el desarrollo y la negociación del Acuerdo intercomunitario para la igualdad de acceso y la distribución de beneficios, que propuso un enfoque innovador para la distribución de beneficios basado en el uso de las leyes, normas y prácticas consuetudinarias indígenas. El concepto de Sistemas Bioculturales, que entiende los procesos, los recursos, el conocimiento y todos los seres como partes recíprocas de un entorno indivisible, fue una teoría orientadora en esta iniciativa. En consecuencia, el acuerdo intercomunitario tomó la forma de un Protocolo Biocultural. Este estudio de caso detallado complementa el resumen para los formuladores de políticas.

icono andes

25 PERSONAS

Hablan acerca de su experiencia con nosotros